De la obesidad

27 Jul

Cada vez hay más bombardeo publicitario para que nos conservemos de maravilla, para que no pasen los años por nosotras, para que tengamos cuerpos esculturales, pero prácticamente todo este arsenal va dirigido a las mujeres, sin embargo, hace bien poco se publicó un estudio que desvela que más de la mitad de los niños españoles sufren sobrepeso.

Este es un problema en el que, desde casa, se deberían tomar medidas, por que a la larga puede ser peligroso para ellos. No estoy hablando que mantengan una dieta estricta, de hecho creo, que salvo casos clínicos, no solo es un problema la alimentación que tienen, que lo es, si no también la escasa actividad física que realizan.

Cada vez es más habitual encontrarse con niños en el parque con videoconsolas, móviles y aparatos varios y en vez de estar corriendo, jugando al fútbol o al pañuelo, se quedan apalancados en un banco con una bolsa de patatas al lado o una coca cola, y eso en el caso de que bajen al parque. Y de esto los padres somos directamente responsables.

Ojo, no tengo nada en contra de los videojuegos o de escuchar música, pero si de que se haga sin control, y no solo por el tipo de juego o de música, si no por el tiempo que se emplea en esta tarea.

También creo que puede estar relacionado con la dichosa conciliación, por que la reducción de jornada no es interminable, y justo se acaba en edades complicadas para los niños, con ocho o nueve años, muchos pasan las tardes solos, son ellos los que deciden en que van a emplear su tiempo, y, claro, muchos se pasan las tardes tirados en el sofá y mejor si se acompaña con un refresco y unos ganchitos.

Tampoco tengo nada en contra ni de los sofás, ni de los refrescos, ni de los ganchitos, pero no creo que un niño deba abusar mucho de ninguno de los tres.

Otro factor que creo que es importante, es que dado, que los padres cada vez están más ausentes, tampoco tienen demasiado tiempo para cocinar en condiciones a diario, por lo que muchas veces se tira de comida preparada, fritos, o de comer fuera de casa, mucho más a menudo de lo recomendable.

Pero merece la pena un esfuerzo más y preparar comidas algo más sanas.

No creo que los niños deban estar a dieta, ni tampoco que no jueguen a videoconsolas, ni que no tomen refrescos, pero si que creo que son elementos que se han introducido en nuestras vidas mucho más habitualmente de lo deseable.

No hay nada mejor para combatir la obesidad, que comer bien, con lo que me refiero a comer con calidad, una dieta sana y de vez en cuando un bollo, un pastel, o un refresco y salir mucho, jugar mucho, hacer deporte, cualquiera vale. Además el deporte ayuda a que hagan nuevas relaciones, que conozcan a otros niños, así que a la par tiene más vida social.

Sé que estoy generalizando mucho, y que hay casos y casos y hay mil motivos, sé que hay padres que sí se preocupan y que ya sea por problemas médicos, nerviosos, de constitución, no tienen fácil esta tarea, pero también sé que en muchos casos falta esta preocupación.

Les cuidamos cuando estan enfermos, les curamos cuando tienen una herida, nos preocupamos por sus notas, por sus deberes, bien pues tampoco debemos  pasar si sufren obesidad, por que puede llegar a ser un problema.

Anuncios

13 comentarios to “De la obesidad”

  1. Martukivan julio 27, 2011 a 10:00 pm #

    Totalmente de acuerdo, todo influye, la falta de tiempo, las nuevas tecnologías, el poco ejercicio físico, todo, y creo que es este ritmo de vida que llevamos actualmente el que nos ha llevado a esto…
    Mi hija, aunque no obesa siempre ha estado en el percentil 97 de peso o algo más arriba y aunque todo el mundo flipaba con un bebé tan gordito y tan “sanote” yo he pasado el primer año bastante preocupada por su peso. Ahora con 15 meses está en un percentil 97 de altura y 100 de peso, así que más o menos me he relajado, pero nunca ha probado una chuchería, no sabe lo que es la bollería y galletas come las que hago yo en casa, intento que cada día corra en el parque y eso, evitar que coma fritos, y dulces. Un beso!

    • gemrilo julio 27, 2011 a 10:10 pm #

      Cuando son bebés nunca se sabe que va a pasar, niños que fueron “gorditos” luego son delgaduchos y al revés, lo realmente preocupante es cuando llegan a ciertas edades en las que ya no les quedan tantos “estirones” por dar y esa obesidad si que responde a un estilo de vida inadecuado.
      Gracias por tu comentario y sigue así con la enana que está preciosa!!

  2. Carol julio 27, 2011 a 11:13 pm #

    Si es que abusar nunca es bueno. Como dices por tomar un bollo de vez en cuando no pasa nada, pero mi sobrino por ejemplo come bollos todos los días, y utilizo el plural porque a veces son más de uno. Tiene cinco años y está enorme, no gordo, pero si fuertote. Menos mal que no para, en casa, porque al parque sólo va de vez en cuando con el abuelo.
    Como dices, la responsabilidad es siempre de los padres.

  3. Míriam Tirado julio 28, 2011 a 9:00 am #

    Totalmente de acuerdo contigo. Pero no es fácil; porque no hay tiempo, porque vas agotada y no te apetece meterte en la cocina… La organización, ya que la conciliación no ayuda, es la clave. Y organizarse bien a veces, cuesta. Por suerte, a mi hija no les gusta la bollería, y las chuches ni las ha probado. Eso sí, con el chocolate negro, eso ya es otro tema… le chifla! Pero qué quiero, con lo que me chifla a mi 😉 Solución, el chocolate sólo en días especiales. ¡Cómo le echo de menos..! jajajajaja Un beso

  4. Madres cabreadas julio 28, 2011 a 9:19 am #

    Tienas toda la razón. La comodidad de los padres y la falta de tiempo para cocinar y para dedicarle a los hijos, creo que son los primcipale factores, al menos en España, que tenemos la mejor dieta del mundo, la mediterránea.
    Aquí no valen excusas, eso sí, hay que hacer un esfuerzo.

  5. José Javier Navas julio 28, 2011 a 9:19 am #

    Muy buenas:
    Como bien dices son muchos los factores que influyen en el tema de la obesidad. Pero hay uno, que al menos a mí, me trae de los nervios últimamente. Las dichosas maquinitas. Salir al parque y que el 90% de l@s amiguit@s de tu hijo estén sentados con la maquinita a un palmo de la nariz. ¡Me puede! Porque además me consta que ya han tenido ración de: consola en casa, oredenador en casa, Tv en casa…
    Se que no es fácil hoy día, pero tenemos la obligación para con nuestr@s hij@s de no convertir a las nuevas tecnologías en sus niñeras.
    Gracias por compartir.

    • gemrilo julio 28, 2011 a 9:32 am #

      El tema de las consolas da para una o varias entradas completas, que porsupuesto escribiré. Estoy completamente de acuerdo contigo, es alucinante como no se separan de las máquinitas ni al salir de casa, y que los padres consientan, esa es la raiz del problema.
      Muchas gracias por tu comentario.

  6. Cartafol julio 28, 2011 a 10:21 am #

    Estoy de acuerdo con todo lo que dices, aqui las videoconsolas las hay, pero la verdad no se paran mucho con ellas, un ratillo un día de aburrimiento, pero por lo general estan olvidadas en sus cajas…en cuanto a las gominolas eso ya es otra cosa, intento no comprarles pero en época de cole y cumpleaños esto es un desmadre ¡¡debería estar prohibido!!!, intento racionarlas y cada poco hago una limpieza de mueble de golosinas, la mayoría se va a la basura. Y luego intentamos movernos algo y no estar siempre en el sofá, pero es tan apetecible!jajaja

  7. mipequenokoala julio 28, 2011 a 12:30 pm #

    Totalmente de acuerdo, pienso que todo lo que dices influye pero para mi hay tres cosas fundamentales, la falta de ejercicio diaria y la cantidad de horas que los niños pasan en casa-actividades extraescolares-videoconsolas, las comidas hechas a la ligera y sin pensar en sus necesidades. En casa todas las tardes se sale a la calle desde que se despierta de la siesta, de paseo, al parque, a la piscina… lo que sea pero que le de el aire, juegue y se mueva, también por las mañanas sale a jugar. Con las comidas intentamos llevar una dieta más o menos equilibrada, verdura, cosas a la plancha, mucha fruta, no comidas demasiado grasas pero tb nos gustan las chuches y comer de vez en cuando hambuerguesas, pienso que no es malo si no es la norma y se hace con cierto control… Uno de las cosas que me gustaría transmirirle a la gorda es el amor por lo deportes que yo siempre he tenido, a la naturaleza y al aire libre… Un besazo

  8. porfinyomisma julio 28, 2011 a 5:56 pm #

    Pues mira: mis hijos no tienen consolas, el mayor hace más de 6 horas de deporte a la semana entre futbol y baloncesto, comen sano (aunque también toman alguna que otra chuche y algún bollo), ¿y sabes qué pasa? que la gente me dice lo de que está muy delgado con tonillo de..¿qué pasa es que no come? y sus compis (algunos obesos) se meten con él por estar flacucho. Ahora si en su clase hay algún niño que pesa 40 kilos o más (con 8 años) le dicen que está muy grande…
    ASí que….parece hasta que está mal visto la delgadez en un niño (se creerán que lo mato de hambre y come x2, o que está enfermo, sí, que también me lo han preguntado)

    • gemrilo julio 28, 2011 a 10:38 pm #

      Deberíamos darnos cuenta de que estar “gorditos” no es sintoma de estar más sano, ni de comer mejor, hay que desterrar esos falsos mitos.

  9. TetaReina julio 29, 2011 a 9:43 am #

    Estoy totalmente de acuerdo contigo. Todo tiene cabida si se hace o se come con moderación.
    El deporte es importantisimo, no solo para evitar la obesidad, creo q es d gran ayuda para muchas cosas mas, pero ahora no voy a entrar en ello.

    Lo gracioso es q te lo diga yo, q soy lo más vago q ha parido madre. Precisamente para evitarle ciertas cosas a mi hijo q he comprobado x experiencia, le animo y le animaré a q practique todo el deporte que quiera.
    Respecto a la comida, no m gusta mucho comprar productos pre-cocinados, así q todo casero, incluida la repostería.
    No hay nada mejor q un buen puchero 🙂

  10. Lamama De Una Bruja julio 30, 2011 a 10:20 pm #

    Yo creo que también es un problema de “modelos”, los niños hacen lo que ven y comen lo que sus padres comen, me parece fundamental que cambiemos a mejor los hábitos de toda la familia.
    Aún así se sigue viendo mal un niño flaco, mi peque es muy delgadita, con casi 18 meses no llega a 9,500kg y cada vez que voy a revisión las enfermeras me amargan con que tiene que comer más, me pregunto si también dan “indicaciones” a los niños con un percentil 97 o si a esos les dan la enhorabuena…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: