Archivo | colegio RSS feed for this section

¡Ya empieza el cole!

7 Sep

Ya comienza el cole, no hay marcha atrás, el que todavía no lo tenga todo listo no tiene mucho tiempo para prepararse, volvemos otra vez a la batalla, al frío, a la rutina.

Pero para volver hay que hacer un desembolso importante, está muy bien esto de que por la educación de nuestros hijos lo que sea, pero en ocasiones me siento literalmente timada.

Para empezar hay que recalcar la arbitrariedad con la que cada colegio establece los libros de texto necesarios para llevar a cabo el curso, si ponemos como referencia primaria hay coles en los que se llegan a pedir unos 20 libros, y en otros 4 por que las demás materias las imparten con fichas. Y hablo dentro de la misma Comunidad Autónoma, que se supone, tienen el mismo programa.

Luego viene el nuevo formato de los libros, por que como el peso de las mochilas es perjudicial para los niños, en vez de plantear la posibilidad de pasearlos menos, las editoriales han visto el negocio y hacen un libro por trimestre, pero claro, la comodidad se paga y se paga en euros.

Por otro lado, y una de las cosas que peor me sienta es que los libros se han convertido en cuadernos.

Cuando yo estudiaba en el libro estaba la parte teórica explicada y al final de cada lección había unos ejercicios que hacía en un cuaderno dedicado a esa materia, por lo que el libro se quedaba limpio, de hecho no me dejaban pintar en un libro, eran para cuidarlos y que duraran todo lo posible.

Ahora los ejercicios se hacen en el libro, por lo que por mucho que lo cuiden ese libro ya no sirve para nadie más, así que aunque no cambien el proyecto y tengas alguien que pueda necesitarlo el libro se queda inservible.

Un tema que siempre me ha llamado mucho la atención de las editoriales es la facilidad para sacarse un nuevo libro de la manga, cogen el libro que ya tienen hecho, de la materia que sea, le añaden una foto, o la cambian de sitio o de tamaño y voilà ya hay libro nuevo, con nuevo ISBN y todo, y este caso lo he comprobado.

Luego llega el tema de los uniformes, y vuelvo a recordar mis tiempos, en mi época valía un polo blanco o un jersey azul o verde de pico, los podías comprar en cualquier sitio.

Pero ahora se ha puesto de moda poner el escudo del cole bordado en estas prendas, lo que supone que se reduce bastante los lugares en los que se pueden comprar y aumenta el precio.

Y no quiero entrar con el tema de material escolar, que yo creo que mis hijos salen de primaria con el material necesario para montar su propio negocio de papelería, que como están las cosas no lo descarto.

¡Así que con estas os deseo una muy feliz vuelta al cole!

P.D. Quisiera dejaros el texto de una nota informativa de un colegio, ya me contareis que os parece.

*   NOTA INFORMATIVA   – LIBROS DE TEXTO CURSO 2011-2011

Debido a un problema exclusivo de las editoriales y siguiendo un  criterio contrario a las recomendaciones enviadas por la Comunidad de Madrid a los centros escolares, las editoriales están cambiando los ISBN de los libros de texto correspondientes al curso 2011-2012, no los contenidos pero si el orden de los mismos, por ello este Instituto aceptará los libros de texto que se han utilizado en el curso 2010-2011, y cuya relación de libros está incluida en los sobres de matrícula de cada nivel educativo. No obstante en la página Web del centro aparecen todos los ISBN aceptados para cada una de las asignaturas en las que se ha producido estos cambios de libros.

Esto únicamente favorece a las editoriales que son las que desde su situación de poder y amparadas por las instituciones públicas no tienen ningún escrúpulo en actuar de esta manera, sin tener en cuenta la situación económica actual,  así como la labor que desempeña el AMPA  en el intercambio de libros, queda totalmente desprestigiada.

De vuelta al hogar.

29 Ago

Hasta aquí hemos llegado, ya estamos de regreso a casa y ya empezamos a contenernos en los horarios para ir acostumbrandonos a lo que nos espera, ya que no queda nada para la vuelta al cole.

Pero este es un proceso que requiere algo de tiempo, que en seguida nos acostumbramos a lo bueno, pero luego nos cuesta mucho volver a las rutinas, pero es que pensándolo fríamente en realidad no volvemos de vacaciones y comenzamos con nuestra vida normal, y ya no hablo del proceso de adaptación, si no del de preparación.

Por que cuando llegamos con lo primero que nos encontramos es un frigorífico casi vacío, con un montón de maletas y de adquisiciones veraniegas que hay que ubicar en el hogar, con nuestros hijos, por lo menos en mi caso, asilvestrados, con mucha, demasiada, energía que hay que ayudarles a proyectar y gastar, con la preparación y organización del inicio de las clases, hay que preparar libros, material escolar, ropa adecuada, calzado, uniformes…Y todo etiquetado, claro.

Así que lo único que queda es respirar hondo, sacar pecho y organizarnos, una vez más, para llegar a todo, pero al final queda la satisfacción del trabajo bien hecho, del deber cumplido.

Por que, como se suele decir sarna con gusto no pica, y al final, les vemos el primer día de cole, pertrechados con todo lo que necesitan, y preparados para su nueva etapa, nuestra nueva etapa, y en ese momento son ellos los que se ponen a trabajar duro, hasta las próximas vacaciones.

¡Os deseo una buena vuela a la rutina!

Fin de curso

21 Jun

Después de mi experiencia durante estos últimos días de colegio hoy quiero hablaros sobre las fiestas de fin de curso, dónde los niños intentan sacar lo mejor de sí mismos y se esfuerzan al máximo para cumplir con su papel, pero lo que me llama la atención de estas fechas es el comportamiento de algunos padres.

Les entiendo perfectamente, todos vamos a ver lo mismo, a nuestros hijos, y queremos verles bien, en primera fila si puede ser, y también queremos si se puede que ellos nos vean a nosotros, que sepan que estamos ahí.

El problema viene cuando se nos olvida que no somos los únicos, que hay más gente y de repente nos convertimos en bestias, de repente nos parecemos demasiado a las chicas que salen en la tele esperando ver a su ídolo, y eso ya a ciertas edades es ridículo, bochornoso y egoísta.

En la de mi hijo mayor, en cuanto abrieron las puertas las madres salieron corriendo para dentro, lo peor, es que no solo querían coger un par de sitios, si no filas enteras de asientos vacías para ellas, su familia, otras madres amigas y sus familias también.

Sinceramente, menos mal que los niños estaban dentro y no presenciaron esta lucha sin cuartel para entrar en el salón de actos, por que a mí me habría dado vergüenza.

En la guardería de mi hijo lo que hacen es dar entradas, una por cada niño, válidas para dos adultos y los hermanos, así se ahorran a bastante gente, que lo vean en video.

Pero es que la cosa no se queda ahí, después de conseguir entrar todos y más o menos colocarnos, llega el momento en que somos incapaces de callarnos, por lo que desde el escenario tienen que pedir silencio, ¡como si no supiéramos lo que tenemos que hacer!, pero no contentos con ello, se conoce que echamos de menos que nos llamen la atención en el cole, en plena obra algunas madres se ponen a llamar y a saludar a sus hijos, vamos, para que no pierdan la concentración, pero es aún peor si ya sus hijos no están en el escenario o han terminado, unos directamente se van, sin preocuparles demasiado si el de al lado si que está viendo a su hijo, y a otros se les acaban los motivos para quedarse callados.

Bueno, lo mejor, sin duda, los niños, maravillosos, bailaron, cantaron, teatrillo en inglés ¡fenomenal! aunque me tocó verlo de lejos, la cámara tiene zoom, así que no hay problema, estoy tranquila porqué se que me he comportado, que nos lo hemos pasado genial y que todos hemos disfrutado de este día.

¡Bien por ellos!